LAS PLAYAS DE EMPURIABRAVA

Empuriabrava se sitúa en un tramo costero privilegiado, en la Costa Brava concretamente, cuyas condiciones de baño son sorprendentes.

Con un litoral de 7 kilómetros considerado como de “interés natural”, ya que forma parte del Parque Natural de las Marismas del Ampurdán. 

Reserva ya tu habitación de Hotel y disfruta de playas como las que te indicamos a continuación:

  1. PLAYA DE EMPURIABRAVA

La Playa de Empuriabrava destaca por su fácil acceso y, también, por la calidad de sus aguas y arena dorada, lo que la convierte en una de las mejores playas de la Costa Brava. Aparte de la bandera azul, que nos garantiza la calidad de la playa; también cuenta con la distinción de la marca “Q”, atribuida por técnicos especialistas en relación a su Calidad Turística; y la Certificación ISO 14001. Por eso, desde el primer momento que llegamos a la playa, nos encontraremos con todas las condiciones de comodidad y seguridad, como son puestos de socorrismo, arenas suaves y aguas cristalinas. Pero, además, también cuenta con servicios de acceso para personas con movilidad reducida, distintos operadores de deportes acuáticos en los que alquilar tablas de surf o embarcaciones y restaurantes y chiringuitos en los que hidratarnos y reponer energía. 

2. PLAYA DE LA RUBINA

Situada en el corazón del Parque Natural de l’Empordà, entre la ciudad de Empuriabrava y el estuario de Grau de Santa Margarita, la playa de la Rubina es una playa virgen, rodeada de pura naturaleza.
En esta playa también podremos hacer alguna serie de actividades prohibidas en otras playas, como practicar kitesurf o traer perros.
La naturaleza, el mar y las vistas de las telas de kitesurf con las dunas al fondo conforman una imagen preciosa.  
La Playa de la Rubina también es bastante extensa, con una longitud de 1,8 kilómetros en los que nos encontraremos gran cantidad de opciones de diversión y entretenimiento.

3. PLAYA CAN COMES

La Playa Can Comes se encuentra alejada de centros urbanos, escondida y protegida por naturaleza en estado puro. Su acceso no es tan fácil como los de las playas anteriores, por lo que suele haber mucha gente. Además de por su intimidad, esta playa merece la pena porque es un verdadero paraíso natural. 

La Playa Can Comes se sitúa en pleno Parque Natural de l’Empordà, entre los afluentes de los ríos Muga y Fluvià, y sus casi 4 kilómetros de longitud nos garantizan espacio más que suficiente para disfrutar de un día de playa tranquilo y sin agobios por las aglomeraciones de gente.  Es una playa 100% natural, sin ningún tipo de construcciones por sus alrededores y, al formar parte del ecosistema del Parque Natural, cuando extendamos la toalla, seguramente podremos observar gran cantidad de especies de pájaros a nuestro alrededor. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s